FAMILIA

Runrún, onomatopeya de significados múltiples que sintetiza lo que buscamos ser como familia de trabajadores de las artes:

  • Un pájaro sin plan de vuelo como definió alguna vez Violeta Parra el acto de crear.
  • Un juego artesanal lleno de cariño y descubrimiento como el botón que hacíamos girar en la infancia.
  • Un rumor o ruido que avanza, se construye y se transforma en la tensión individuo/colectivo como las historias y saberes inconmensurables de la tradición oral.

A %d blogueros les gusta esto: