Se halla disponible virtualmente primera parte de «Agua de batro o la raíz del poema»

Desde este lunes 30 de noviembre se encuentra disponible para su consulta libre la primera parte de “Agua de batro o la raíz del poema”, conjunto de videos que abordan memorias, problemáticas y deseos comunes sobre Batuco, localidad campesina ubicada en la comuna de Pencahue, Región del Maule, Chile.

El compendio audiovisual abarca tanto las bondades como las violencias históricas y presentes en la zona, resignificando a la localidad desde una mirada actual, creativa y colaborativa, proyectando un futuro comunitario diferente por medio de la música, la poesía visual y la danza.

Sin embargo, no lo hace desde una mirada rescatista o recopilatoria, sino a partir del cruce de lenguajes y saberes, el humor y la reflexión.

El trabajo es resultado de la residencia de arte colaborativo “La raíz del poema” llevada a cabo en dicho territorio por el escritor y músico Daniel Jesus Díaz como parte de su banda Las Pobres Esferas, junto a la poeta Eliana Hertstein, ambos, a su vez, en nombre de nuestro colectivo, en colaboración con la Brigada Cultural de Batuco, organismo comunitario formado durante el proceso, desde diciembre de 2019 a la fecha. Proceso que contó, además, con la participación especial de las artistas maulinas Francisca Burgos y Gabriela Hill, el poeta chileno radicado en Bolivia Juan Malebrán y la gestora española Yuri Nakanouchi

Los videos dialogan a su vez con un disco y un libro álbum que próximamente saldrán a la luz para completar la trilogía que compone la obra completa.

Esta primera parte de carácter audiovisual la pueden contemplar en el siguiente link:

Esta iniciativa de largo aliento fue posible gracias al apoyo financiero del programa Red Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Chile.

Más información en http://www.lapiezaoscura.art


Estreno virtual de resultados de proceso de arte colaborativo llevado a cabo en Batuco

Este lunes 30 de noviembre se realizará el estreno virtual de “Agua de batro o la raíz del poema”, conjunto de obras visuales, poéticas y musicales que abordan, desde una mirada actual, creativa y colaborativa, memorias, problemáticas y deseos comunes sobre Batuco, localidad campesina ubicada en la comuna de Pencahue, Región del Maule, Chile.

Trabajo como resultado de la residencia de arte colaborativo “La raíz del poema” llevada a cabo en dicho territorio por el músico Daniel Jesus Díaz de Las Pobres Esferas, y la poeta Eliana Hertstein, ambos integrantes de nuestro colectivo, en colaboración con la Brigada Cultural de Batuco, organismo comunitario formado durante el proceso, desde diciembre de 2019 a la fecha. Proceso que contó, además, con la participación especial de las artistas maulinas Francisca Burgos y Gabriela Hill, el poeta chileno radicado en Bolivia Juan Malebrán y la gestora española Yuri Nakanouchi

El estreno de este trabajo se desarrollará de manera virtual vía Facebook Live (http://www.facebook.com/fundacionrunrun/live) a las 20:00 horas. Reunión en la que participarán representantes de ambas colectividades. Quienes hablarán brevemente sobre cómo se gestó el proceso, de los resultados y de las proyecciones que ambos tienen hacia el futuro.

Los resultados digitales, de manera paralela, estarán disponibles para su consulta constante en el tiempo en la web www.lapiezaoscura.art, inmediatamente después del estreno. 

Esta iniciativa de largo aliento fue posible gracias al apoyo financiero del programa Red Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Chile.

(Cuña radiofónica)

La interacción remota: creando nuevas realidades desde la comunicación digital

La pandemia nos obligó a replantearnos toda la realidad a la que estábamos acostumbrados. Fuimos espectadores del aislamiento forzado, limitando toda interacción social.  Posiblemente, alguien podrá explicar en un futuro el alcance de este daño, o quiebre de un mundo, que, basado en la tecnología, hizo que la realidad digital renaciera como la respuesta inmediata o como la opción más evidente, para resolver y replantear miles de acciones y actividades que solo se realizaban cara a cara y de mano en mano.

El ámbito artístico y cultural, en este sentido, se vio fuertemente afectado. De hecho, junto a Daniel Jesús Díaz, profesor de literatura, músico en Las Pobres Esferas y compañero de migraciones en Runrún, vimos detenerse una residencia de arte colaborativo en la localidad de Batuco (Región del Maule). 

Así, el año 2020 se veía completamente incierto, pues en paralelo se nos acercaba la puesta en marcha de una nueva versión de Buscando la veta, proyecto que venimos desarrollando desde año el pasado para trabajar la memoria de comunidades a través de la escritura, esta vez, junto a habitantes de la localidad de Freirina (Valle del Huasco). 

Inicialmente quisimos saltarnos la fecha de partida en marzo, esperando a ver qué acontecía con la realidad nacional e internacional en el contexto del COVID-19. Fueron momentos álgidos y fuertes en cuanto a la información que entregaban los medios de comunicación. La pandemia no se detuvo y, por tanto, tampoco tuvo término el distanciamiento social. Esto nos obligó, avanzada la mitad del año, a adaptar el taller y darle rienda suelta a la comunicación digital.

Antes de la emergencia sanitaria no era posible imaginar la validación de la educación a distancia y su consecuente acceso a cursos, talleres, charlas en línea con tanta fuerza. Sin duda, estas dinámicas han puesto en valor el acceso a espacios de formación digitales, tanto a través de opciones gratuitas como pagadas. Las que, al mismo tiempo, crean la ilusión de la igualdad, al ser opciones que llegan a mayores cantidades de personas en tiempos cada vez más veloces. Aún cuando tenemos claro que las tecnologías no reducen las desigualdades sociales o brechas digitales necesariamente.

Si pensamos en la digitalidad como otra manera de crear mundos, tenemos que tener en cuenta que, al ganar o ahorrar tiempos en muchos aspectos, también nos encerramos cada vez más en nuestros hogares. Pero así mismo, no podemos negar la necesidad que tenemos como seres humanos de comunicarnos y relacionarnos. Y a eso es a lo que nos estamos aferrando para que en el proceso de adaptación no perdamos el espíritu central del taller, que tiene que ver con la creación de un encuentro de participación democrático, creativo y humano.

Ante este nuevo modo de relación, por tanto, es probable que tardemos un par de semanas en encontrar el equilibrio de la vida online con la offline. Pero estamos confiados en que hallaremos un nuevo ritmo en conjunto, en la medida que avancemos a través del contenido de las doce sesiones que contempla el taller. 

Dejar de percibir al otro en sus formas físicas más naturales como su sonrisa o incluso su enfado será sin duda algo que echaremos de menos, pues nada reemplaza el trato en persona. Sin embargo, sí creemos posible la existencia de múltiples realidades. En este sentido, estamos dispuestos a la experimentación y también a la enmienda de aquellas posibilidades que ofrecen estos nuevos espacios digitales. 

En el mundo virtual nos encontramos con dos términos que aplican muy bien para la nueva modalidad digital de Buscando la veta en Freirina. 

Por un lado, está la comunicación sincrónica, la que nos permitirá conectarnos en vivo con la mayoría de los integrantes durante las sesiones del taller a través de la plataforma Zoom. Y por otro lado, está la comunicación asincrónica, a través de la que mantendremos comunicación vía WhatsApp y correo electrónico, para, de este modo, incluir a quienes por la falta de conectividad no podrán participar de las lecturas y escrituras que llevaremos a cabo en vivo. 

Al mismo tiempo, nos apoyaremos en documentación complementaria gráfica, audiovisual y radiofónica, material que hemos creado con doble propósito, tanto para guiar las sesiones como para subirlas a internet de manera pública, generando beneficiarios indirectos del proceso.

Al margen de la modalidad virtual, por tanto, la médula de todo seguirá siendo el trabajo colaborativo y creativo a partir la memoria, la oralidad y la palabra escrita, y de paso la adquisición de nuevas herramientas digitales para mejorar la comunicación a distancia, buscando generar, de este modo, beneficios por partida doble.

(Afiche por M.P.)

*Foto de portada por Javiera Véliz Fajardo.


Freirina desde la perspectiva visual de Libby Osorio Callejas

Freirina es una localidad ubicada en la Región de Atacama, Chile, fundada el 20 de octubre de 1752 bajo el gobierno del español Domingo Ortiz de Rozas con el nombre de Asiento de Santa Rosa del Guasco, siendo una de las más antiguas del país.

Territorio de luchas e hitos históricos como el conflicto entre pobladores y la empresa Agrosúper iniciado el año 2012, que terminó con la paralización de las faenas del conglomerado el año 2017. Responsable, a su vez, de la votación más alta a nivel país con un 91.77% para la opción «Apruebo» en el pasado plebiscito que buscaba decidir si proceder a la escritura de una nueva constitución nacional o no.

Ese es Freirina, escenario de una nueva versión de «Buscando la veta», taller que impulsamos desde el 2019 para abordar memorias y problemáticas sociales a través de la escritura. Este se desarrollará desde el jueves 12 de noviembre de 2020 al 28 de enero de 2021 virtualmente para generar un relato común sobre la vida en la comuna desde una perspectiva literaria, a través de la metáfora de la veta mineral como analogía de la memoria y la escritura de sus habitantes como el escudriñar en ella.

Aquí presentamos, por tanto, un apresto fotográfico desde la perspectiva de Libby Osorio Callejas, vecina de la comuna que participará del taller, instancia que será guiada por segundo año consecutivo por la dupla conformada por la poeta Eliana Hertstein y el profesor de literatura y músico Daniel Jesús Díaz.

Más información del taller literario AQUÍ.


Se extiende plazo de inscripción a taller literario “Buscando la veta” en Freirina

Extendemos el plazo de inscripción para el taller literario “Buscando la veta” hasta el miércoles 11 de noviembre. Este se desarrollará de manera virtual vía Zoom y Whatsapp cada jueves de mes a las 19:00 horas durante 12 sesiones desde el 12 de noviembre de 2020 al 28 de enero de 2021.

Corresponde a un espacio de encuentro participativo, democrático, inclusivo, colaborativo y creativo que busca levantar, a través de la metáfora de la veta mineral como analogía de la memoria y la lectura y escritura como el escudriñar en ella, un relato común sobre la vida en la localidad desde una perspectiva literaria.

La convocatoria está abierta a toda la comunidad mayor de 18 años de la comuna, sea que vivan o no allí en la actualidad, y tiene un cupo limitado de 20 personas. El único requisito es tener ganas de compartir historias vinculadas a la vida en Freirina y trabajarlas como escritos de carácter literario.

La iniciativa, que por segundo año llevaremos a cabo en Atacama (el 2019 se implementó en la localidad de Inca de Oro), será posible nuevamente gracias al apoyo financiero del Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura 2020, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Las sesiones serán mediadas nuevamente por la dupla conformada por Eliana Hertstein, poeta copiapina, y Daniel Jesús Díaz, profesor de literatura y músico, ambos miembros de nuestro colectivo. Además, durante una jornada, participarán de manera especial las escritoras Alicia Tapia y Tatiana Mayerovich como una forma de acercar exponentes locales y regionales a la comunidad.

Para inscribirse hay que enviar un correo electrónico a tallerbuscandolaveta@gmail.com, indicando el nombre, la edad, un teléfono de contacto y breves razones por las que se desea ser parte del proceso.

“Buscando la veta” es un proyecto que impulsamos y gestionamos para poner en valor los factores que construyen la identidad personal y colectiva de comunidades desde los planos oral, literario y creativo.

(Afiche por M.P.)
(Cuña radiofónica)

Convocatoria abierta a taller literario «Buscando la veta» en Freirina

Convocamos a la comunidad de Freirina a participar del taller “Buscando la veta”. Espacio de encuentro participativo, democrático, inclusivo, colaborativo y creativo para levantar, a través de la metáfora de la veta mineral como analogía de la memoria y la lectura y escritura como el escudriñar en ella, un relato común sobre la vida en la localidad desde una perspectiva literaria.

La iniciativa, que por segundo año llevaremos a cabo en Atacama (el 2019 la implementamos en la localidad de Inca de Oro), será posible nuevamente gracias al apoyo financiero del Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura 2020, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El taller, que inicialmente estaba planificado para realizarse de manera presencial desde abril de este año en las dependencias del Centro Cultural local, producto del Covid-19, se desarrollará finalmente cada jueves a las 19:00 horas vía Zoom y Whatsapp durante 12 sesiones desde el 5 de noviembre de 2020 al 21 de enero de 2021. 

La convocatoria está abierta a toda la comunidad mayor de 18 años de la comuna y tiene un cupo limitado de 20 personas. El único requisito es tener ganas de compartir historias vinculadas a la vida en Freirina y trabajarlas como escritos de carácter literario.

Hombre sacando aceitunas en Freirina
(Foto por Javiera Véliz)

Las sesiones serán guiadas nuevamente por la dupla conformada por la poeta Eliana Hertstein y Daniel Jesús Díaz, profesor de literatura y músico, ambos integrantes familiares. Además, durante una jornada, participarán de manera especial las escritoras Alicia Tapia y Tatiana Mayerovich como una forma de acercar exponentes locales y regionales a la comunidad.

Para inscribirse hay que enviar un correo electrónico antes del 1 de noviembre a tallerbuscandolaveta@gmail.com, indicando el nombre, la edad, un teléfono de contacto y breves razones por las que se desea ser parte del proceso. La selección será por orden de llegada de los mensajes. Una vez completados los 20 cupos, procederemos a confirmar la participación de los inscritos de manera personal. En caso de haber más interesados, estos quedarán en lista de espera hasta que se libere un espacio.

“Buscando la veta” es un proyecto que impulsamos y gestionamos para poner en valor los factores que construyen la identidad personal y colectiva de comunidades desde los planos oral, literario y creativo.

(Afiche por M.P.)
(Cuña radiofónica)

Se viene «Ojo al charqui», taller de poesía y fotografía dirigido a personas mayores de Copiapó

Desde julio a diciembre de 2020, junto a la cineasta Javiera Véliz como invitada especial, desarrollaremos un nuevo espacio de diálogo que busca incentivar la creación colectiva en adultos mayores de Copiapó, a través del proyecto «Ojo al charqui».

La iniciativa es posible gracias al financiamiento del Fondart Regional 2020, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Según Eliana Hertstein, coordinadora del taller en cuestión, este «busca, a través de la fotografía y la poesía visual como principales medios relacionales, dialogar con un grupo de adultos mayores de la ciudad sobre problemáticas y proyecciones compartidas con el fin de que ellos construyan una obra colectiva final».

El proceso, producto del contexto actual, aún no tiene un lugar definido para llevarse a cabo. Por tanto, estaremos informando mediante todas nuestras plataformas sobre las novedades.


En noviembre parte residencia de arte colaborativo en la Región del Maule

El músico y escritor nacional Daniel Jesús Díaz, como compositor de Las Pobres Esferas junto a Eliana Herstein en calidad de poeta invitada, ambos, a su vez, en nombre de nuestro colectivo, llevarán a cabo un proceso de residencia de arte colaborativo titulado «La raíz del poema» en la localidad de Batuco, comuna de Pencahue, Región del Maule.

El equipo lo completa Francisca Burgos y Gabriela Hill, artistas maulinas no residentes, quienes colaborarán con algunas de las acciones que se llevaremos a cabo.

La estadía temporal de trabajo colaborativo es posible gracias al apoyo del programa Red Cultura 2019 del Ministerio de las Artes, las Culturas y el Patrimonio de Chile.

Según Daniel Jesús Díaz, coordinador del proceso «la residencia busca crear obras colectivas que reflejen la realidad local y permitan a la vez resignificarla como un modo de reflexionar sobre las problemáticas comunes a través de las artes».

Como colectivo, nos sentimos felices de ser parte de este maravilloso equipo humano. Esperamos, por tanto, cumplir todas las metas y que la comunidad de Batuco, los principales beneficiados, revuelvan al final de todo el proceso, su propio gallinero artístico y cultural.


«Buscando la veta» en Inca de Oro llega a su fin

Durante seis meses, desde abril hasta septiembre de 2019, desarrollamos con apoyo del Fondo del Libro 2019 el taller «Buscando la veta» en la localidad de Inca de Oro, comuna de Diego de Almagro, Región de Atacama, Chile. Instancia que es parte de los procesos de diálogo comunitario a través de las artes que impulsamos.

Los resultados del proceso se encuentran en un libro homónimo, editado por Tala Editorial, que contiene, a través de la letra y voz de algunos de los pobladores de la zona, niños y adultos, relatos que, aunque de manera parcial, dan cuenta de una historia común en torno al trabajo minero y pirquinero del oro, la plata y el cobre de la pequeña localidad atacameña.


Tejido de hermanas

Nuevamente abrimos la casa runrún, nuestro espacio migrante, para poner en diálogo el trabajo literario de actores relevantes de la ciudad de Copiapó. 

Recuerdo que fue una semana de locos y no tuvimos el tiempo suficiente para armar esta nueva Chomba con todas las energías del planeta. Sin embargo, nos esforzamos junto con Eliana Hertstein por acondicionar el salón para que la poesía hiciera eco en un ambiente ameno y caluroso como de costumbre.

Preparamos nuevamente empanadas, té y vino como una forma de no perder el sentido hogareño de la propuesta, al menos en etapa invernal copiapina de nuestro colectivo.

Quien primero llegó fue Tatiana Mayerovich, una de nuestras convidadas a dialogar. Escritora y artista visual, integrante de la Sociedad de Escritores de Copiapó y creadora del poemario “Pigmalión» (2019) y obras visuales como «Roger, Roger – Impresiones del pasado, presente” (2016). 

Mientras la conversación espontánea fluía comenzó a llegar el público, entre amistades, escritores y familiares, los que al igual que en ocasiones anteriores, tuvieron la oportunidad de hojear los libros de la biblioteca hogareña, dispuestos para la lectura en todo momento.

Pasaba el tiempo, pero Carolina Mayerovich, nuestra otra convidada a dialogar y hermana de la primera, no llegaba. Quien, además de escritora y también integrante de la Sociedad de Escritores de Copiapó, tiene una tienda de ropa en la ciudad, razón del leve y entendible retraso. 

A penas llegó Carolina a la casa, autora de “De cicatrices y otras huellas” (2011), comenzó el diálogo. Aunque son hermanas y se conocen desde pequeñas en la intimidad familiar, sus lecturas escogidas develaban que sus escrituras actuales caminan por sendas disímiles pero paralelas. Puesto que, a medida que avanzaba el diálogo, ambas se dieron cuenta que estaban levantando nuevos proyectos literarios con un mismo personaje inspirador sin saberlo.

Dicho descubrimiento más las participaciones espontáneas de los asistentes entre lectura y lectura, comenzaban a darle a la Chomba número 10 un color tipo taller, que si bien se escapaba de los objetivos que como actividad tenemos planteados, manifestaba un espíritu libre en todo su esplendor, el que con agrado cada uno de los que estábamos  presentes abrigamos con comodidad. 

Hacia el final, los palillos fueron entregados a los asistentes, como una manera de colectivizar aún más la construcción del diálogo, dándole al tejido de la noche una forma robusta, potente, como si de una chomba chilota se tratara, como la de la tierra de origen de ambas artistas.

Finalmente, al cerrar la actividad oficial, comenzó el convite en off que se prolongó por horas. Intercambio de opiniones literarias y anécdotas cotidianas alimentaban las conversaciones que pululaban por la casa y los pasillos. El vino se acababa y las empanadas también.

Poco a poco fueron partiendo los asistentes y la casa volvió a su silencio normal, salvo por los ruidos que noche a noche se escuchan desde la calle.